euskara | castellano | english
Foto de cabecera Home
Skip Navigation Links Home » Actualidad » Entrevistamos a

Iosu Zabala, Rector de Mondragon Unibertsitatea

"Nuestro modelo universitario se sustenta en una relación estrecha y de confianza con empresas y centros tecnológicos" | septiembre 2012

  

La trayectoria profesional de Iosu Zabala, actual Rector de Mondragón Unibertsitatea (MU), ha estado siempre ligada al mundo cooperativo. Ingeniero y Doctor en Electrónica, Electrotecnia y Automática, Iosu Zabala ocupó con anterioridad diversos cargos de responsabilidad en el Centro Tecnológico IK4-IKERLAN, para posteriormente continuar su actividad profesional en Fagor Electrodomésticos como gerente en sendas áreas de negocio de la multinacional guipuzcoana.

Al frente de Mondragon Unibertsitatea desde el año 2006, Iosu Zabala ha desempeñado en este tiempo un destacado papel en la puesta en marcha de proyectos estratégicos para MU. Perteneciente a la corporación Mondragón, la oferta formativa y el alumnado de esta universidad privada de iniciativa social y sin ánimo de lucro, ha experimentado asimismo un importante crecimiento en los últimos años.
...................................................................................................................................................................................................................................
¿Con la experiencia laboral con la que cuenta, ¿cómo valora la conexión en el triangulo universidad-centros tecnológicos-empresa? ¿Podemos hablar de una evolución?
En nuestro caso, nuestro posicionamiento es muy claro. Somos una universidad profundamente vinculada a la sociedad y al mundo empresarial e institucional, y aspiramos a ser excelentes transfiriendo los resultados de la investigación. Hasta tal punto es para nosotros importante esa imbricación entre universidad-empresa y centros tecnológicos que nuestro concepto de campus se encuentra íntimamente ligado al de los Polos de Innovación de los que somos directos impulsores. Muestra de ello son el Polo de Innovación GARAIA en Mondragón, el de Oñati, el del Goierri, el de Bidasoa, el de Galarreta -que está siendo promovido por Orona- o el de Basque Culinary Center en Miramon Donostia; todos ellos en pleno proceso de desarrollo y maduración. Los “Campus-Polos” se constituyen en plataformas en las que coexisten en un mismo espacio físico la universidad, centros tecnológicos y unidades de I+D de empresas, de forma que se facilita una estrecha interacción entre todos los agentes. Este enfoque nos permite concretar y afinar mucho mejor los objetivos de la investigación básica orientada, por una parte, y por otra, ofrecer una respuesta más eficiente y efectiva a las necesidades a corto, medio y largo de las empresas y organizaciones. La concreción de esas áreas estratégicas nos exige identificar, prever, decidir y apostar por aquellas líneas de investigación que en un futuro, más o menos cercano, entendemos que el tejido empresarial y las organizaciones van a requerir. A este enfoque y a esta forma de entender la investigación y la transferencia la denominamos en Mondragon Unibertsitatea I+T Colaborativa, un modelo aplicable tanto para productos y servicios, abierto y disponible para todas las empresas e instituciones dispuestas a compartir sus proyectos y estrategias con Mondragon Unibertsitatea y que se sustenta en una relación estrecha y de confianza entre nuestra universidad, las empresas y los centros tecnológicos. 

¿Cómo diría que somos vistos los Centros Tecnológicos desde el ámbito universitario? ¿Se nos considera colaboradores? ¿Competidores? ¿Ambos?
Desde Mondragon Unibertsitatea los centros tecnológicos, por lo que acabo de comentar, son considerados colaboradores, es más, colaboradores estratégicos. De hecho, en nuestro camino por ser reconocidos como campus de la excelencia, esta universidad presentaba un proyecto conjunto con el Centro Superior de Investigaciones Científicas y con la alianza de centros tecnológicos IK4 Research Alliance, basado en la transferencia desde la investigación básica hacia el tejido empresarial. El modelo se basa en la cadena de valor para dar respuesta a las necesidades actuales y futuras que plantea el tejido empresarial para lograr ser competitivo en el escenario global actual, y en este contexto entendemos que este modelo puede ser el ideal.

¿Qué objetivos hay detrás del apoyo a proyectos cómo el Basque Culinary Center o  el  nuevo Centro de Innovación en Diseño? ¿Hay sectores con mayor necesidad de innovar que otros? 
“Siempre hay un  paso más que dar. El signo de la vitalidad no es durar, sino renacer y adaptarse”. Las palabras de Jose María Arizmendiarreta, fundador de la Corporación Mondragon, son totalmente actuales y creo que contesta a la pregunta, ya que todos los sectores son factibles de aplicar la innovación. Nosotros somos una universidad innovadora, pero no pretendemos solo ser innovadores en metodologías docentes. Estamos innovando también en nuevas áreas de conocimiento, desarrollando y lanzando nuevos títulos de grado totalmente innovadores y exclusivos a nivel estatal como son el grado LEINN (Liderazgo Emprendedor e Innovación) o el grado en Gastronomía y Artes Culinarias. Estos, y otros proyectos, responden claramente a la filosofía de Mondragon Unibertsitatea de responder e incluso adelantarse a las necesidades de nuestras empresas y de nuestra sociedad. Así surgió el proyecto de Basque Culinary Center para poner en marcha la primera Facultad de Ciencias Gastronómicas de España, ligado además a un centro de I+D y que se ha fraguado con el respaldo de las instituciones del panorama vasco y estatal y de los cocineros más granados de Euskadi y que aspiramos a convertirlo en referencia internacional en el ámbito de las ciencias gastronómicas. Y así pusimos en marcha también el grado en Liderazgo Emprendedor e Innovación, único también en España en formar a emprendedores. En cuanto al Centro de Innovación en Diseño, recientemente inaugurado, ha sido para nosotros un hito importantísimo después de 30 años vinculados al diseño y significa nuestra apuesta por el diseño industrial como factor clave para la innovación y competitividad de nuestras empresas.

El impulso del emprendizaje parece otra de las piedras angulares de la filosofía de la Universidad de Mondragón, ¿salen los jóvenes de la Universidad preparados para poner en marcha nuevas iniciativas empresariales?
En general no y la prueba es el bajo índice de emprendedores que hay en España, que apenas alcanza un 5%. Y esa reflexión es la que fue determinante a la hora de fijarnos en Finlandia, en su grado de emprendimiento y poner en marcha hace tres años un  grado innovador en todo el estado, el Liderazgo Emprendedor e Innovación (LEINN), donde hemos adaptado aquel modelo. Con este grado pretendemos reforzar la formación emprendedora de nuestros jóvenes, acompañándoles en la puesta en marcha del proyecto empresarial a lo largo y a través de todo su proceso educativo. Este nuevo título adopta el emprendimiento, en sí mismo, como centro de la formación, en contraposición a la tendencia tradicional de abordarlo como una especialización complementaria a otras titulaciones. En junio saldrá al mercado la primera promoción, y aunque entonces será el momento de hacer balance, podemos adelantar que estamos muy contentos con la experiencia, donde los alumnos además crean empresas reales desde el primer curso, con dinero real e incluso fracasos reales.

Las redes sociales han trastocado los hábitos de comunicación de nuestra Sociedad a todos los niveles ¿Cómo se ha adaptado o de qué manera han influido la llegada de estos nuevos canales a la comunicación a la universidad, tanto en lo que a comunicación interna como externa se refiere?
En Mondragon Unibertsitatea hemos interiorizado que nos encontramos inmersos en un contexto tecnológico-generacional que nos plantea un nuevo escenario que va a sacudir, una vez más, los modelos pedagógicos vigentes. Tenemos que asumir que el alumnado actual, de cualquier universidad, es “puro nativo digital”. Todos ellos han nacido con el lenguaje digital de juegos por ordenador, video, Internet, etc.

Los “nativos digitales”, los jóvenes actuales, están acostumbrados a recibir la información de forma realmente rápida; les gustan los procesos y tareas paralelas; prefieren gráficos a texto; defienden los accesos al azar; funcionan mejor cuando trabajan en red; prosperan con satisfacciones inmediatas y bajo recompensas frecuentes, etc. En definitiva, dominan y están impregnados en eso que venimos en llamar cultura 2.0.

Nuestro nuevo paradigma para los próximos cinco años debe tener en cuenta esto, porque queremos seguir siendo una universidad que hace de la innovación educativa una de sus señas de identidad; capaz de incorporar las últimas innovaciones pedagógicas en sus procesos de aprendizaje; una universidad que se configura como una comunidad de aprendizaje socialmente extendida, que supera las aulas y el entorno físico, y dispone, de una manera para aprender y tratar de construir el saber de forma abierta, en red y mediante la colaboración entre alumnos y entre alumnos y tutores. Esto es lo que hemos denominado Mendeberri 2.0.
 
info:  Clara Bilbao,  bilbaoc@gaiker.es

© 2017 GAIKER Centro Tecnológico

Parque Tecnológico, Ed. 202. 48.170 Zamudio (Spain)

T.: +34 94 6002323, F.: +34 94 6002324

Mapa WebEnlaces de interésAccesibilidadPolítica de PrivacidadAviso LegalPolítica Cookies

XHTML válido CSS válido Rss
Esta web utiliza cookies. Puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +